Exposición Los Grandes Inventos del TBO

La exposición ‘William Heath Robinson Vs. Ramón Sabatés: Los Grandes Inventos de TBO’ reivindica la actualidad de dos grandes artistas, y la influencia del dibujante inglés en la revista TBO

Nos fascina la obra de William Heath Robinson (1872-1944). Es un autor maravilloso, y es evidente que influyó notablemente en la creación de la sección Los grandes inventos de TBO del popular cómic español del mismo nombre, ya desaparecido. Muchos dibujantes españoles trabajaron en la sección. De ellos, el más importante fue sin duda Ramón Sabatés, ingeniero técnico industrial de profesión.

Puede que Heath Robinson influyera también en la obra de otros artistas, como el norteamericano William Rube Goldberg (1883-1970), autor de la serie ‘Inventions of Professor Lucifer Gorgonzola Butts’ (1914). Algunos autores mencionan también la serie francesa ‘Les inventions de Pêle-Mêle’.

Por supuesto, nos encanta la obra del dibujante español Ramón Sabatés. Su obra original fue adquirida en 2001 por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Barcelona (+34 934 96 14 20, mail: ebcn@ebcn.cat, twitter: @enginyersbcn).

Los originales de Sabatés se exhiben en ocasiones en el “Museu d’ idees i invents de Barcelona” (web: mibamuseum.com). Se trata de un museo itinerante. No tiene una ubicación física. Viaja por diversas ciudades del mundo en forma de museo ‘Pop Up’. Se instala en colegios o empresas. Su director es Pep Torres, fácil de contactar en http://peptorres.es . Sería maravilloso poder contemplar alguna vez los originales de ambos dibujantes en una exposición conjunta, aquí en Londres o en España.

La obra de Sabatés es realmente interesante y entrañable. La serie Los grandes inventos de TBO nació en 1920. Fue una sección realizada por el dibujante Urda y llevaba por título Inventos del TBO. En 1925 cambió su título por el de Los grandes inventos del TBO. Durante varios años la sección recibió aportaciones de diversos dibujantes: Tínez, Benejam, Joaquim Buïgas, Nit, Francesc Tur, Albert Mestre, Ricard, Opisso y Serra Massana entre otros. Ramón Sabatés (1915-2003) se hizo cargo de la serie en 1942 y la desarrolló hasta 1998, año del cierre definitivo del TBO. La mayoría de los inventos de Sabatés eran presentados en el cómic por un curioso personaje llamado Profesor Franz de Copenhague, ideado años antes por el dibujante Serra Massana.

Aunque en cierto sentido Los grandes inventos de TBO suponen una parodia de los grandes avances científicos y tecnológicos del siglo XX, Sabatés era como decimos perito mecánico, y aportó a la serie muchos de sus conocimientos profesionales. Por ello muchos de sus inventos, aunque aparentemente absurdos y excesivamente complejos como para satisfacer “necesidades” cotidianas, son perfectamente realizables: Monedas cuadradas para evitar que rueden y se pierdan, un túnel para lavar niños, un paraguas con otro supletorio para guarecer al mismo tiempo a una persona alta y a otra bajita, un aparcamiento vertical y numerosos artilugios mecánicos para realizar tareas domésticas disfrutando del ocio o del deporte. El propio dibujante llegó a construir algunos. La sección se hizo tan conocida que terminó calando en la imaginería popular española y también en el lenguaje: “Parece un invento del TBO” se convirtió en un dicho popular para referirse a un artilugio demasiado complejo o aparatoso.

Al final de su vida Sabatés hacía un llamamiento desde un asilo de ancianos desamparados, donde estaba ingresado junto a su mujer al atravesar graves dificultades económicas. Con 86 años y después de trabajar durante décadas para la industria editorial, Sabatés estaba arruinado. La nueva editorial propietaria de TBO, Ediciones B, había estado reeditando durante años el material gráfico clásico sin abonar ninguna compensación a los autores. Su vivienda de Barcelona con todas sus pertenencias iba a ser embargada. Desesperado, Sabatés decidió poner a la venta sus dibujos originales.

El Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Barcelona adquirió los originales en 2001. Un año después el Salón del Cómic de La Coruña celebró una exposición donde se recordó a Sabatés y sus invenciones. Desde entonces se han realizado diversas exposiciones de su obra. Las 13 láminas originales se exhiben hoy en el MIBA, Museo de Ideas e Inventos de Barcelona. Ramón Sabatés falleció en 2003 a los 87 años de edad.

Observamos una gran proximidad entre la obra de Sabatés y la del dibujante satírico inglés Heath Robinson, creador de complejos y extravagantes artilugios mecánicos a menudo consistentes en una combinación de ruedas dentadas, poleas y cuerdas anudadas, muchos de los cuales recuerdan a las máquinas e inventos de Sabatés. Pero a diferencia del español, Heath Robinson utilizaba sus inventos como sátira de la pomposidad y de la auto importancia que se dan los expertos, y también como metáfora de la burocracia y de los complejos procesos que éstos idean. El humorista inglés satiriza la condición humana, la debilidad y auto importancia del ser humano, más que los artilugios en sí mismos. Al igual que Sabatés, Heath Robinson era una una gran persona, no había maldad en su humor y tampoco política.

Heath Robinson nació en Finsbury Park, al norte de Londres. Estudió en la Islington School of Art, ingresando después en la Royal Academy. Estaba interesado en la pintura de paisajes, pero acabó orientando su obra gráfica hacia un tipo de arte más comercial. Puedes admirar sus obras originales en el Heath Robinson Museum (www.heathrobinsonmuseum.org– welcome@heathrobinsonmuseum.org), en Pinner Memorial Park, al noroeste de Londres, y conocer un poco más de cerca a este interesante autor británico.

Enlace en Issuu:

https://issuu.com/spanishschoollondon/docs/pdf_issuu_expo_tbo

This post is also available in: en